Colegio de Cirujanos Plásticos de Tamaulipas, A.C.

Aumento de Busto

aumento de busto

Los senos siempre han sido uno de los atributos mas relevantes de la silueta femenina, como símbolo de femineidad y fertilidad, hasta sexual y erótico.  No es de extrañarse que cuando se habla de belleza femenina se considere una de las partes importantes, de ahí que el deseo de mantenerlos bellos sea una constante a través de los años. Uno de los beneficios que la cirugía plástica ofrece es la oportunidad de mejorar el contorno y el tamaño de los senos, para realzar la figura y devolver la armonía a la mujer.
Estudiando el perfil psicológico, se ha relacionado que un escaso desarrollo de las mamas puede conducir a una autoestima baja, siendo este uno de los factores para que se recurra a los implantes como un medio para mejorar la imagen corporal, además de cambios de peso, embarazos y cáncer de mamas entre otros.  Es importante que el cirujano conozca y al mismo tiempo informe a la paciente la variante de forma de busto, el volumen, consistencia, elasticidad, cantidad de la piel, simetría y estado de salud de las mamas (ultrasonido mamario y /o mamografía.)

Una forma sencilla de clasificar los implantes serían por su forma:
  • Redondo: Con este tipo de implantes el resultado es de una apariencia redonda inclusive en el escote.
  • Anátomicos (forma de gota): Siguen las líneas naturales del cuerpo por lo que se logrará una mama de aspecto más natural.
El contenido puede ser de solución salina (de agua) o los más utilizados en todo el mundo, los de gel de silicón, con su última versión de alta cohesividad (en caso de ruptura no hay derrame).


Selección
La elección de la forma y el tamaño depende del aspecto que deseas tener.  Tu cirujano plástico te dará mas información y te recomendará cuál es la mejor selección para tí.

Formas de Colocación.

Las formas más comunes de colocar los implantes de mama son por incisiones de 4.5 cm. de longitud a nivel de la base del seno (inframamaria) o alrededor de la areola (periareolar), siempre van detrás de la glándula mamaria para que no vaya a interferir con la exploración y los estudios y, de esta manera, estar por atrás del músculo (submuscular) o delante del músculo (subglandular), cada una con sus indicaciones que su cirujano plástico valorará e individualizará a cada persona.

Los estudios confirman que la cirugía del aumento mamario no interfiere con la lactancia, en la inmensa mayoría de los casos no se presentan rechazos y los riesgos en esta clase de cirugía son mínimos, siempre que se haya llevado el proceso indicado (interrogatorio, exploración, exámenes de laboratorio, ultrasonido y/o mamografía), y que acuda con un cirujano plástico certificado e implantes con registro de salubridad.

La reincorporación de las actividades normales oscila entre 7 y 10 días, sin embargo hay que utilizar un sostén especial y evitar hacer ejercicio o movimientos bruscos durante un mes.  El tiempo promedio para ver el resultado final varía entre unos 3 meses.