Colegio de Cirujanos Plásticos de Tamaulipas, A.C.

Liposucción o Lipoplastía

La liposucción, consiste en la extracción de grasa del cuerpo mediante la utilización de cánulas delgadas y la ayuda de una máquina de succión y/o jeringas, es después del aumento mamario la técnica de cirugía estética más popular en la actualidad; ya que mejora la apariencia y remodela los contornos corporales irregulares o deformes por medio de la eliminación de depósitos de grasa indeseable o excesivos. Se ha demostrado cabalmente su seguridad en manos entrenadas (Cirujanos Plásticos Certificados) y cuando es efectuada en los sitios correctos (quirófano) y ante la indicación adecuada (depósitos de grasa localizada (“papada”, “chaparreras”, “callo de la andadera”, etc.) o como adyuvante en el tratamiento de secuelas post cirugía bariátrica (“banda gástrica” o “By pass gástrico”) una vez que el paciente ha perdido los kilos planeados y se encuentra estable en su peso por el término mínimo de un año.

Esta técnica tuvo sus inicios cuando el Dr. Giogio Fischer en 1974 realizó el primer procedimiento, sin embargo quién la hizo famosa fue el cirujano francés Illouz; después en 1987 el Dr Klein desarrolla la técnica tumescente, que actualmente empleamos y que la convierte en más segura, utilizando la introducción de solución salina (suero fisiológico) con un medicamento vasoconstrictor (epinefrina) que disminuye la circulación de sangre en el área que va a ser tratada con lo que se reduce de manera importante la perdida sanguínea, los moretones y el grado de hinchazón que acompaña al procedimiento, en algunas ocasiones se puede emplear además anestésico local si se va a realizar en una área localizada.
A pesar de las múltiples técnicas descritas en los últimos años (liposucción ultrasónica, Vaser, apoyada con micro aire, láser, etc.) la técnica tumescente con cánulas delgadas no mayores de 5 mm es la más segura, económica y con mejores resultados, ya que logra el objetivo de delinear la forma.

liposuccion

Actualmente se emplea también el termino de lipoescultura esto consiste en enfocarse en las áreas con más grasa para disminuirlas y hacer una remodelación armónica, además de poder colectar grasa para aplicarla en áreas donde hace falta un relleno (glúteos, cara, etc.)
En todos los casos de liposucción aislada las incisiones son pequeñas no mas de 5 mm y se ocultan en el ombligo, vello púbico, líneas de contorno, etc., la recuperación se da en dos o tres semanas; la anestesia va de local, regional a general dependiendo el área o la combinación de procedimientos: prótesis de mama, prótesis de glúteos, barbilla, rinoplastia, etc.; siempre es conveniente en el postoperatorio usar una faja de compresión y tratamiento con ultrasonido externo que ayuda a mejorar el resultado, la inflamación y las equimosis (“moretones”); la hospitalización puede o no ser necesaria depende de la parte del cuerpo tratada y de la cantidad de grasa extraída y si se efectuó o no otras cirugías.
La liposucción no es sustituto del ejercicio, ni un tratamiento para bajar de peso o tratar la “celulitis”.
Debido a factores personales como la complexión del cuerpo, altura y edad, así como el estado de la piel, no todo el mundo obtiene el mismo resultado; es por ello que la evaluación personal por su cirujano plástico es de vital importancia y durante la entrevista el médico y usted pueden ventilar sus expectativas y los posibles resultados, además de que puede enseñarle fotos de casos y ofrecerle el mejor tratamiento posible.
Actualmente, en nuestro país, usted puede someterse a la liposucción de cara, cuello, tórax, abdomen, caderas, muslos y piernas, con la confianza de que nuestros estándares de calidad y seguridad son óptimos y del más alto nivel. Sin embargo tenga cuidado, sométase a una evaluación previa, análisis de laboratorio y evaluación preanestésica y si decide efectuarse la cirugía busque un cirujano plástico certificado y una instalación quirúrgica con los mínimos requisitos de seguridad; así todo saldrá bien.